jueves, 16 de junio de 2011

Avión de Iberia hizo aquí una escala obligada ayer, por cierre de Ezeiza

ANOCHE SE HABILITO EL AEROPUERTO BONAERENSE PARA VUELOS INTERNACIONALES
La aeronave de Iberia, en la plataforma del Aeropuerto “Silvio Pettirossi”, aguardando luz verde para seguir a destino. La máquina aterrizó ayer en Luque, a las 9:25.

Un Airbus de Iberia, procedente de Madrid y con destino final a Buenos Aires, con 356 personas a bordo, se vio obligado ayer a realizar escala en el “Silvio Pettirossi”, como medida de prevención y ante la inoperatividad de las terminales aeroportuarias bonaerenses.

Los vuelos a la capital porteña otra vez quedaron suspendidos durante la mayor parte de la jornada de ayer a causa de la nube de cenizas volcánicas que afecta las condiciones meteorológicas. Anoche las autoridades aeronáuticas del vecino país habilitaron el aeropuerto de Ezeiza a operaciones de vuelos internacionales, con observación, no así para vuelos internos.

El aeropuerto de Montevideo permanecía cerrado anoche, hasta el cierre de nuestra edición, pero las autoridades uruguayas analizaban habilitar las operaciones a partir de esta madrugada.

El avión de la línea aérea española, matrícula EC-LFS, un Airbus de la serie 340-600, que había despegado del Aeropuerto de Barajas, en la capital madrileña, cerca de las 04:45 (hora española), aterrizó en la terminal de Luque cerca de las 9:25 de la mañana. Permanecerá, probablemente, hasta las primeras horas de hoy miércoles, en que continuará viaje, dependiendo de si se mantiene operativo el aeropuerto de Ezeiza.

Jorge Sánchez, gerente de Meteorología, y Gustavo Rodríguez, pronosticador de turno del “Silvio Pettirossi”, indicaron que según los últimos reportes recibidos desde Buenos Aires, y la observación que hacen de las imágenes satelitales sobre el desplazamiento de las nubes de cenizas, la situación estaría mejorando el día de hoy y podrían de nuevo operar los vuelos, que están tropezando con dificultades, principalmente en las rutas a la Argentina y Uruguay.

Rubén Aguilar, administrador de la terminal de Luque, a su turno aclaró que el inconveniente seguirá aún por algunas semanas más, hasta que el volcán chileno cese en su actividad. “Lastimosamente estamos frente a un fenómeno natural. No podemos vaticinar lo que pueda ocurrir en los próximos días. Lo cierto y lo concreto es que todo eso deja sus secuelas económicas, no solamente para el aeropuerto, sino también a todo ese entorno de trabajadores que viven de los servicios que prestan a los pasajeros”, apuntó.

Los pasajeros y la tripulación de Iberia fueron alojados en los diferentes hoteles capitalinos a cuenta de la compañía aérea, entre ellos el Sheraton Asunción, Crowne Plaza, Ibis, Internacional, Yacht y Golf Club, Cecilia. La representación local de la aerolínea tuvo una ardua tarea en la víspera para acomodar a sus clientes, así como en los trámites migratorios regulares. El grupo de asistentes estuvo encabezado por la agente de viajes Ilse María Helbing.

“A vueltas de casa”

Sara Piasco, una de las pasajeras argentinas del vuelo demorado en Asunción, indicó que la suspensión de los viajes aéreos hacia los aeropuertos del Cono Sur ya vino desde el inicio de la semana. “En Madrid estuvimos parados por dos días, por lo que Iberia también tuvo que absorber el costo del alojamiento y alimentación de sus pasajeros. Pero no podemos quejarnos, tuvimos un servicio de primera. No sabemos cómo nos irá aquí, pero de todas maneras ya estamos cerca de casa”, acotó.

La nube de cenizas del volcán chileno viene ocasionando dificultades al desplazamiento del tráfico aéreo en las aerovías del Cono Sur, dejando en tierra paraguaya aviones brasileños y chilenos, con destino a distintas ciudades de la región.

Las cancelaciones de las operaciones aéreas internacionales generan pérdidas económicas que perjudican a la institución, en un promedio calculado por la Dinac de G. 177.795.077 diarios.

El volcán chileno Peyehue entró en erupción el sábado 4, provocando un caos aéreo en la región del Cono Sur, pero sus efectos nocivos para las operaciones aéreas internacionales comenzaron a sentirse el martes 7, con la suspensión del 90 por ciento los vuelos.

El ente aeronáutico informó que un avión de Aerolíneas Argentinas se encontraba demorado en el “Silvio Pettirossi” desde el día de su arribo, que fue el domingo, y que la máquina sigue esperando condiciones meteorológicas adecuadas en destino para despegar.

Los responsables de la terminal del Luque indicaron asimismo que se volvió a reprogramar la salida de este aparato para las 15:00, pero que su despegue dependía de la visibilidad en las aerovías de destino.

El vuelo 703 de TAM, programado para las 07:15 de ayer con destino a Buenos Aires, fue cancelado, además del vuelo 705, previsto para las 17:10.

Por último, informaron que la empresa Pluna mantenía su horario de salida para las 15:15. con destino a Montevideo.

15 de Junio de 2011 00:00

Fuente: www.abc.com.py

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario