sábado, 25 de junio de 2011

Petrolera eleva estándares de su operación en aeropuertos

El camión tanque abastecedor adquirido por Petrobras Aviation fue fabricado por una de los principales empresas de este tipo de vehículos en el mundo.

Las operaciones de Petrobras en el aeropuerto Silvio Pettirossi de Luque han alcanzado estándares de alto nivel en materia ambiental y de seguridad, con la certificación internacional de su sistema de gestión bajo las normas ISO 14001 y OHSAS 18001.

Esas certificaciones internacionales fueron logradas gracias a las mejoras introducidas en sus instalaciones, lo que le permitió establecer un sistema de gestión integrado que trae consigo ventajas en materia de seguridad, manejo de procesos, entre otras.

La compañía, igualmente, ha adquirido un cisterna de abastecimiento de aeronaves, considerado uno de los más modernos a nivel mundial. Este camión tanque abastecedor (CTA) fue fabricado por Titan Aviation de Francia, uno de los principales fabricantes de este tipo de vehículos en el mundo. De acuerdo a las referencias, el cisterna está preparado para abastecer aviones de todo tipo, posee una plataforma levadiza capaz de alcanzar alturas para aprovisionar hasta a un Boeing 777, una de las aeronaves más grandes y modernas que existen en la actualidad.

El equipamiento de última generación del CTA incluye sistemas neumático, hidráulico, eléctrico y mecánico integrados, que constituyen el módulo de abastecimiento, a través del cual se garantiza la máxima seguridad en las operaciones y la calidad del producto entregado JET A-1.

A través de su división Petrobras Aviation, la compañía tiene a su cargo el suministro de combustibles en los aeropuertos Silvio Pettirossi, el aeropuerto Guaraní de Minga Guazú y el Luis María Argaña de Mariscal Estigarribia, en el Chaco paraguayo.

Petrobras opera en el país desde abril de 2006, tras concluir el proceso de compra de todos los activos de la Shell Paraguay Limited, luego de 52 años de presencia de la petrolera angloholandesa en nuestro país.

Esta operación de compra se había iniciado a finales de 2005, y el monto de la transacción fue de unos US$ 140 millones, que incluyó la adquisición de un total de 134 estaciones de servicio con 52 comercios, activos e instalaciones en los aeropuertos de Luque y Ciudad del Este, además de los activos de la Shell tanto en Uruguay como en Colombia.

25 de Junio de 2011 00:00

Fuente: www.abc.com.py

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario