sábado, 7 de enero de 2012

La aviación comercial apunta a potenciar a las líneas aéreas de banderas privadas

Foto: Alberto González


ANÁLISIS

Gustavo Saba Manzo
gsaba@5dias.com.py


La aviación comercial es parte importantisima de un país, a tal punto que llega a ser una de las principales entradas al mismo. El año pasado, Paraguay retomó de manos de un capital extranjero una compañía aérea de bandera como lo es “Sol del Paraguay”.

Desde 1994 que el país no contaba con aviones que volaran con matrícula nacional, ni menos con bandera. La desaparición de LAP dejó varios espacios vacíos en terminos de negocios, como lo fue el transporte de pasajeros y de cargas, estos fueron ocupados paulatinamente por capitales extranjeros y hasta el día de hoy la situación es así.

Para saber más sobre la concepción de las líneas aéreas de bandera, recurrimos al historiador Antonio Sapienza, único en el país con vasto conocimiento en la aeronáutica civil nacional. La aviación comercial paraguaya comienza en 1944, cuando se fundó LATN, (Lineas Aéreas de Transporte Nacional), esta nace dentro del seno de la aviación militar, con aviones cedidos por la milicia, pilotos militares y ellos empiezan a volar regularmente dentro del país.

En los años 50, LATN se va desprendiendo del ámbito militar, en donde ya empezó a aceptar pilotos civiles, las aeronaves eran adquiridas por el Estado y estas eran civiles. Funcionó hasta mediados de los años '90 cuando el gobierno del presidente Juan Carlos Wasmosy decidió su cierre.

“LATN, fue contemporanea de TAM (Transporte Aáreo Militar), empresa del estado que fue la primera en formato “low cost” o de bajo costo; ya que sus boletos eran accesibles para la mayoría de la población”, explica Sapienza. TAM, voló hasta los años '90 cuando fue suprimida por el Estado.

En 1963, y nuevamente bajo la tutela de los militares se decidió crear Líneas Aéreas Paraguayas o “LAP”, como idea de crear una línea de bandera nacional que transporte pasajeros desde Asunción a los destinos más utilizados en Sudamérica y luego en el mundo.

A partir de 1970, LAP se transforma en la única compañía de bandera a nivel internacional consolidando su hegemonía y empezó a trabajar con ganancias. En el 1978 da el gran salto al adquirir los dos primeros Boeing 707, aviones a turbina. Con esto se pasa de ser continental a transcontinental. En noviembre del '78 empiezan los vuelos a Miami y en febrero del '79 a Europa.

Con este paso se cree que LAP empezó a generar su déficit, ya que el salto no fue gradual, a la línea aérea le costaba la mantención de sus aeronaves, además, la compañía al ser estatal no fue adecuándose con el paso del tiempo, y mantenía equipamiento antiguo y esto costaba mucho dinero. La compañía empezó a generar grandes pérdidas que la llevaron a la banca rota y dejó de volar en marzo de 1994, culminando así con el ideal de contar con una aerolínea de bandera con capital paraguayo.

INICIO DE LOS PRIVADOS

En 1995, LAP fue privatizada al ser adquirida por un consorcio paraguayo-ecuatoriano el cual lo transforma en LAPSA, o LAPSA-SAETA. La compañía duró un año y medio, llego a tener pérdidas de un millón de dólares por mes. En mayo 1994, paralelo a LAPSA, el Comandante Rolim, de nacionalidad brasileña funda en Asunción, ARPA o Aerolíneas Paraguayas. LAPSA, quiebra y al ser 80% de capital privado y 20% de capital estatal, no podía ser vendida tan fácilmente, fue entonces que el comandante Rolim consiguió la venia del estado y adquirió LAPSA.

“En septiembre de ese año, LAPSA pasa a ser TAM Mercosur y es así como la línea aérea de bandera nacional queda con aviones de matricula brasileña pero con los códigos internacionales de LAP o denominación (PZ)”, relató nuestro entrevistado. Durante el tiempo de TAM Mercosur, el consorcio brasileño recapitalizó la compañía dos veces, mientras que el estado no hizo su aporte de contrapartida, así fue perdiendo su parte del porcentaje. Al principio TAM Mercosur era 20% del Estado, y con las recapitalización terminó siendo un 5,05% propiedad paraguaya.

Actualmente, TAM Mercosur no existe, y las acciones fueron llevadas a TAM Airlines, el estado es aún dueño de unas mínimas acciones que corresponden a la antigua TAM Mercosur. Es por eso que en papeles, TAM Mercosur no puede desaparecer, como si ya lo hizo materialmente. Hoy en día, Sol del Paraguay, la empresa de capital argentino tomó la posta y con aviones que tienen bandera y matrícula nacional, aspira a retornar ese sitial perdido en sudamérica. Con planes de expandirse al mundo a mediano plazo, la compañía empezó a operar desde finales del 2011.

INTENTOS

Quizás uno de los inten­tos mayores por reflotar la idea de una línea aérea de bandera y con matricula na­cional, fue la ocurrida en el 2007, con la creación de Re­gional Paraguaya.

Esta empresa, de capital privado llegó a contar con dos aviones del tipo Boeing 737 y Bae 146 realizó vuelos charters hasta el 2010, en donde al no conseguir los papeles para operar tuvo que dejar de volar.

Luego fue comprada por ca­pitales paraguayo-chilenos, con intentos de reflotarla, pero fueron infructuosas.

El nombre de la compañía aún aparece en los registros.

MEJOR INFRAESTRUCTURA PARA CRECER

TERMINAL AÉREA


Actualmente, el aeropuer­to internacional Silvio Pet­tirossi es capaz de alber­gar 1 millón de personas, según previsiones arqui­tectónicas.

El proyecto de concesión ya dejado atrás, presen­tado por el MOPC podría haber mejorado la actual situación de la principal terminal aérea del páis, que, en “horas pico”, en donde se confluyen cuatro vuelos con menos de 500 personas, se ve colapsada.

Este año se prevé la llega­da de nuevas líneas aéreas extranjeras al país, ade­más de los 8 que realizan vuelos regulares de pasa­jeros a la capital.

Estas son: TAM Airlines y Gol (Brasil), Aerolíneas Argentinas (Argentina), Aerosur (Bolivia), TACA (Perú), Copa Airlines (Pa­namá), Pluna (Uruguay) y Sol de Paraguay (nacio­nal).

A estas se le sumaría la aerolínea de bandera es­pañola, Iberia, que en los '80 y hasta los '90 volaba regularmente a Asunción.

Se agregan el serio in­terés de aerolíneas de bandera norteamericana porque vuelvan a cielos de Paraguay, como Con­tinental Airlines, United Airlines o Delta Airlines. Están en tratativas.

AMPLIACIONES

Este año, se emprenderá la ampliación y la culmi­nación del denominado espigón nacional, que re­presentan las pasarelas de embarque números 5 y 6, dándole así al aeropuerto mayor capacidad operati­va de las 4 pasarelas ac­tuales y los equipamientos necesarios para su uso.

Las ampliaciones consta­rían alrededor de 3,5 mi­llones de dólares

Fuente: 5días

2 comentarios:

  1. Agradezco que hayan alzado esta nota que realice, espero seguir colaborando desde mi humilde lugar para posicionar a la aviación comercial nacional en el lugar donde se merece, bien alto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene porque agradecer Sr. Gustavo, al igual que usted pensamos y deseamos lo mismo, con gusto esperamos otra nota. Cualquier ayuda que necesite a las órdenes. Saludos

      Eliminar