sábado, 4 de febrero de 2012

Firma instaló equipos incompletos en aeropuerto, pero pide más dinero

SUPUESTAMENTE REQUIERE US$ 1,8 MILLONES, ADEMÁS DE LOS US$ 17 MILLONES RECIBIDOS

La empresa española Indra, que instaló equipos de radar y torre de control en el aeropuerto Silvio Pettirossi, que no funcionan, ahora pide US$ 1,8 millones para realizar los trabajos que faltan, de acuerdo con una denuncia recibida por nuestro diario. La firma ya había recibido aproximadamente US$ 17 millones para la instalación del sistema de telecomunicaciones.
La instalación de nuevos equipos de telecomunicación en el aeropuerto tuvo cuestionamientos desde el principio, ya que los trabajos quedaron inconclusos.

La Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) realizó la inversión que se aproxima a los US$ 17 millones en la instalación del nuevo sistema de telecomunicaciones, que incluye equipos de radar y torre de control del aeropuerto Silvio Pettirossi.

Sin embargo, el mismo no funciona y la empresa española Indra, que se encargó del trabajo, quiere cobrar más, según la denuncia. La firma habría solicitado un reajuste del precio en alrededor de US$ 1.800.000 y, supuestamente, se estaría a punto de aprobar.

En otra ocasión, la misma empresa ya había pedido la ampliación en alrededor de US$ 3,5 millones, según fuentes de Dinac.

ABC intentó comunicarse con el presidente de la dirección, Nicanor Céspedes, para tener su versión, pero sus dos líneas telefónicas estuvieron apagadas durante todo el día.

Este emprendimiento registró irregularidades desde el principio, ya que tiene obras complementarias que están inconclusas, como en el aeropuerto de Mariscal Estigarribia (torre de control) y la falta de comunicaciones con el Aeródromo de Bahía Negra.

En el aeropuerto Guaraní de Minga Guazú se instalaron cableados nuevos sobre el suelo, cuando que el requerimiento era bajo tierra y en ductos especiales.

Igualmente, según informe de algunos fiscales de obras del edificio del Centro de Control Unificado de Mariano Roque Alonso, el mismo muestra fisuras en la paredes, señal de que fueron utilizados materiales de baja calidad, que no están acordes con el costo de la obra.

A pesar de esta situación, hace unos meses fue inaugurada esta inversión incompleta con bombos y platillos por el presidente de la República, Fernando Lugo. Además, se habla de muchas deficiencias y errores detectados y que hasta ahora no son atendidos por los fiscales nombrados por la Dinac.

Por ejemplo, los equipos adquiridos para el sistema de telecomunicación no fueron homologados por el organismo internacional competente, que debe verificar que estos estén en óptimas condiciones.

Al contrario, a mediados del mes de diciembre pasado, expertos chilenos realizaron la inspección del sistema de comunicación y descubrieron que el mismo no funciona al 100%. Vale decir, que no reúne aún las condiciones para entrar a operar al máximo.

Sin embargo, Roque Díaz, director de Aeronáutica, llegó a afirmar que la verificación del sistema de vigilancia radar tuvo resultado satisfactorio, aunque reconoció que no alcanza la cobertura requerida en altura, a partir de 5.000 pies arriba.

1 de Febrero de 2012 00:07

Fuente: www.abc.com.py

1 comentario: