domingo, 30 de junio de 2013

Los problemas recurrentes ubican al aeropuerto entre los más atrasados

El aeropuerto internacional Silvio Pettirossi (anteriormente llamado Presidente Stroessner) fue edificado por orden de Alfredo Stroessner y empezó a operar hace 33 años. En aquel entonces, la expectativa máxima era movilizar a un millón de pasajeros por año, cifra que casi se alcanzó el año pasado.

Remodelación. En diciembre pasado se iniciaron las obras para modernizar el aeropuerto.
_

Desde hace más de una década la principal estación aérea sufre permanentes y recurrentes problemas. Uno de los más delicados fue la falta de un radar, que fue solucionado recién en el 2011. A este problema se sumó el deterioro de la pista de aterrizaje, que fue subsanado.

Pero lo que más incomodó a los usuarios fueron las fallas en el sistema de aire acondicionado y la goteras en las salas de embarque, inconvenientes que se volvieron a registrar en el verano pasado.

Los problemas que sufrieron los vuelos la semana pasada (el aeropuerto pasó casi un día sin operar entre el domingo y el lunes) a causa de las lluvias y la niebla desnudaron una serie de falencias, que van desde la infraestructura (colapsó al no haber lugar para que la gente se siente) hasta la adquisición y, sobre todo, mantenimiento de los equipos, como es el caso del Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS). No contar con el mecanismo idóneo para ayudar a las aeronaves a aterrizar en horas de poca visibilidad fue calificado como criminal por algunos pilotos y expertos del aerocomercio, como Aurelio Aquino, expiloto de TAM y comandante de aviones comerciales.

El mismo sostuvo que hace 15 años la estación aérea está en estado deplorable lo que lo convierte en el más peligroso y atrasado de la región.

VERGÜENZA. Hace dos años, Ronald Birks, vicepresidente de Agencias de Viajes y Empresas de Turismo (Asatur), dijo que el aeropuerto es una vergüenza y no podía seguir así. Mencionó que se necesitan USD 180 millones para poner a la terminal en condiciones.

La calibración del equipo ILS y de los radares de todas las estaciones aéreas del país se realizará cuando las condiciones meteorológicas mejoren, argumentaron los representantes de la firma Avalon SA que trabaja con la empresa chilena Flight Service, que es la que finalmente hace los trabajos con su avión laboratorio. Carlos Fugarazzo, presidente de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), indicó que se pagará a la empresa G. 1.319.900.000 por los trabajos que se darán en 5 aeropuertos nacionales.

En el 2011, la Dinac inauguró en forma orgullosa modernos equipamientos adquiridos por una inversión total de USD 24,5 millones. También se realizaron obras civiles. La mejora incluía al ILS, luces de pista, sistema de vigilancia aérea (radar secundario con capacidad de detección de 256 millas), de telecomunicaciones aéreas, modernización de la torre de control, entre otros. Inclusive aquella vez, Rubén Aguilar, administrador del S. Pettirossi, comentó que después de 30 años se había renovado el ILS y el sistema de comunicación pasó a utilizar la tecnología digital que opera mediante el enlace satelital. Estas obras fueron inauguradas para demostrar que no era necesaria la concesión, proyecto que en aquel año se aprobó en el Congreso, pero fue vetado por el presidente Lugo por presión de los sindicalistas.

Ampliación. En diciembre del año pasado se dio la palada inicial a una serie de obras que planifica la remodelación del ala Norte, en donde funcionará un área de embarque internacional, que además requerirá la instalación de dos mangas telescópicas más.

El costo de la obra ronda los G. 35.000 millones. Las dos empresas adjudicadas prometieron entregar los trabajos en setiembre, pero al parecer requerirán más tiempo.


| EDICION IMPRESA | domingo 30 de junio de 2013

Fuente: www.ultimahora.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario