lunes, 22 de febrero de 2016

Grupo Viva demora planes para establecer su aerolínea en Costa Rica y busca oportunidades en otros países

Grupo Viva demora planes para establecer su aerolínea en Costa Rica y busca oportunidades en otros países


VivaLatinoamérica es el proyecto con el cual el Grupo Viva –integrado por Irelandia Aviation, sociedad fundadora de Ryanair- pretende construir una red panamericana de transporte aéreo de bajo costo y tarifas bajas (LCC).

Siguiendo los pasos y la evolución de las dos aerolíneas que hoy administra en México y Colombia (VivaAerobus y VivaColombia, respectivamente), para marzo de 2016 estaba previsto el establecimiento de una tercera línea aérea de bajo costo con base en Costa Rica (VivaCAM) para unir Norte y Sudamérica, además del Caribe con vuelos de descuento. Sin embargo, los planes se han retrasado al menos un año a la espera de mejores condiciones en el país o que aparezcan nuevos mercados que brinden mejores condiciones para establecer este tipo de aerolínea.

La principal razón que explica esta demora es la carga tributaria y los altos cobros en las tasas aeroportuarias que dificultan al operador disminuir los precios de los pasajes. En el último evento de Routes Americas celebrado en San Juan de Puerto Rico entre los días 17 a 19 de febrero, Joe Mohan, CEO del Grupo Viva, indicó a Flightglobal que “en siete países de América Central las tasas de aeropuertos y cargos pueden superar los US$ 100 por hora para una ruta, lo que finaliza la idea de ofrecer este tipo de vuelos al mismo precio”.

En el diario costarricense La Nación (20/2/2016), Mohan reiteró sus dichos haciendo referencia a los altos impuestos y cobros adicionales en los boletos en todos los países de la región. “Los impuestos de salida (en Costa Rica es de $29) y tasas para financiar programas (en Costa Rica, por ejemplo, se cobran $15 para financiar al Instituto Costarricense de Turismo (ICT)".

Mohan señaló al medio que esperan negociar con los Gobiernos de esa región para pedir que toda la zona se vea como un solo mercado y se reduzcan los cobros. Para plantear esta posibilidad no descarta unirse a otras aerolíneas bajo costo que están llegando a Centroamérica como JetBlue, Southwest, Spirit o Volaris.

Mientras eso sucede, el grupo no descarta establecer otra aerolínea de bajo costo en Centro y Sudamérica, apostando más allá de Brasil y México. Para tal propósito Irelandia Aviation y otros socios inversores están explorando los mercados de la región y viendo opciones en potenciales países que puedan ser altamente atractivos para establecer una aerolínea de bajo costo, ya sea por su ubicación, tipo de mercado y condiciones geográficas que hacen del avión un medio esencial de transporte. Ecuador y Perú emergen como atractivos pero también despiertan interés las oportunidades que puedan surgir en Cuba, con la apertura de los vuelos con los Estados Unidos y el tráfico étnico-turístico que se generaría, e incluso en Argentina, atendiendo la idea de estimular el transporte aéreo propuesto por Mauricio Macri en su programa de gobierno.

En Routes Americas, Mohan indicó como ejemplos los nombres de “VivaCuba”, “VivaEcuador”, “VivaPerú” o “VivaArgentina” como posibles nuevas aerolíneas que se podrían establecer las que complementarían el trabajo que vienen realizando VivaAerobus y VivaColombia. De concretarse, estas aerolíneas tendrían una dimensión local pero proyectadas hacia un concepto panamericano de aerolínea de bajo costo.

En ese contexto, y pese al ruido generado en Santiago por la posibilidad de que nuevas aerolíneas de bajo costo y tarifas bajas ingresen al país, Chile no fue mencionado por el ejecutivo.

Para el establecimiento de otra línea aérea, VivaLatinoamérica sigue los pasos de cualquier aerolínea de bajo costo: conectar mercados con alta demanda de viajes y tener una base bien ubicada que facilite la generación de rutas con varias frecuencias al día para asegurar una máxima utilización de los aviones y con ello disminuir los costos. El plan contempla establecer hasta 50 aviones del segmento entre 160 a 220 asientos lo que supone aviones de la familia A320 (A320 y A321) y Boeing 737 Next Generation (B737-800 y -900ER), no descartándose la opción de los A320neos o B737 MAX.

La opción del A320neo o B737 MAX amplían significativamente las oportunidades de explorar y desarrollar rutas independiente de la base donde se encuentren, especialmente en Sudamérica, donde las distancias son más largas y con una geografía más exigente. Con las prestaciones del A320neo, una futura aerolínea Viva podría unir el Perú con cualquier punto de Latinoamérica, el Caribe y la parte sur de los Estados Unidos con vuelos sin escalas.

En Routes Americas, los impuestos, las regulaciones y la alta carga tributaria que se aplica al transporte aéreo fueron uno de los principales temas debatidos, debido a que crean barreras al desarrollo del transporte aéreo y dificultan la posibilidad de bajar los precios. Según los ejecutivos las excesivas regulares y altas cargas tributarias se dan cuando en la región persisten ineficiencias por parte de organismos y entidades gubernamentales o la falta infraestructura en los aeropuertos.

La realidad descrita no es ajena en Chile, último mercado que se ha incorporado al fenómeno de aerolíneas de bajo costo de la mano de la transformación de Sky Airline y que en el caso de sus tarifas promocionales, las tasas aeronáuticas prácticamente poseen igual o incluso un valor superior. 

Fuente: http://www.desdescl.com/2016/02/grupo-viva-demora-planes-para.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada